Action Coach

Tu lado de mi cama

Responsive image
Frontera del desierto de besos olvidados,
estéril territorio de desengaños,
arrugado paisaje blanco, humedal de juramentos rotos,
planicie despoblada sin presencia humana.
 
 
Tiempo atrás, retumbaron en ese aire tus suspiros,
promesas de pasiones duraderas que, sin embargo,
volaron a otras llanuras, ávidas de cambio.
Algunas noches la ocupan presencias derrotadas
que dejan sus sudores, sus afanes,
precio vil de ilusiones que habrán muerto
cuando la mañana certera desgarre las cortinas con sus rayos.
Ya no reverbera tu eco cristalino
volando hacia las alturas de mi cuarto;
extrañan las paredes tu sombra por la tarde,
han quedado huérfanas de madre.
El puñal del adiós, desafilado visitante,
desgarró, no sólo el músculo latente, torpe cirujano,
sino las mañanas de domingo, el café humeante,
el sereno acontecer de muchas horas
que el futuro se llevó, muertas antes de nacer,
recuerdos malogrados.
El daño de esta guerra parece interminable
la tierra arrasada, yerma, ya no producirá los frutos
de tus gemidos, nutriente de mis ansias,
ya nadie poblará la estéril llanura,
 
tu lado de mi cama.
Compartir
Enviar por mail
Deja un comentario